Inicio
La Madre María
El Templo

Hermana Julia

Hermana Julia, y abuela Julia.

Por la enfermedad de un hijo, por consejo de una familia de Luján muy creyente de la Madre al abuelo, fuiste a lo de la Madre con tu hijo "Panchito" en brazos; tanto bien espiritual recibiste y recibió tu hijo por aquella obrera de Dios, que te enamoraste fuertemente de su evangelio que era de Dios venido, y de su persona; y ante la recuperación de la salud de tu hijo que empezó a caminar, siempre estuviste al lado de ella, siendo una fervoroza creyente.


Y aunque ya la Madre no estaba entre nosotros, jamás te apartaste de su obra, recibiendo el evangelio de Dios por nuestra Madre.


Tus ojos de madre eran todo bondad, tu alma fue y es toda luz. Y eres nuestra Hermana mayor en religión.

Hermano Juan Delconte

Actual Director Guía

Ir arriba.

A LA HERMANA JULIA

Estarás siempre para el bien.

Tánta vanidad y orgullo por un poco de fango.


Qué silencioso, tu sufrimiento, qué callada tu bondad.


Cuán sencillo es en tiempo tu presente y tu proceder espiritual...con cuerpo y cuán grande, es y será ante el Dios Eterno.


Tu fe y tu voluntad trabajando al lado del Creador...


Gracias por tu ejemplo y tu humildad.


05/12/2014

Jorge Eduardo Nuin

Secretario y Discípulo

Ir arriba.

ORACIÓN A NUESTRA HERMANA JULIA

Sección doctrinaria.

Silenciosa intercesora y obrera de Dios y la Madre María.


Te invocamos en nuestro sufrimiento y en los de nuestros semejantes, pedimos en tu nombre por los desposeídos y por aquellos que navegan entre tinieblas.


Para que hallen luz en el horizonte, te rogamos nos guíes en el camino de la fe, de la esperanza y del perdón que Cristo Jesús lo instituyó desde la Cruz.


Enséñanos desde tu morada celestial a ser humildes obreros del Señor.


Guíanos, al ser tú la piedra fundamental de este templo, a ser obedientes y corregirnos de nuestras imperfecciones, ayúdanos a que la virtud de las virtudes y la humildad sea lo que ennoblezca nuestro ser espiritual.


Hermana amada y amante de la obra de nuestra Santa Madre, te pedimos intercedas por todos nosotros.


¡Oh Hermana Julia!, sabemos por las enseñanzas de la pastora, que Dios no castiga ni premia a nadie, por lo tanto las pruebas que tu espíritu pasó en el peregrinar terrenal, las llevaste con total templanza y confianza en Dios, porque sabías formaban parte de tu evolución.


Por ese motivo la Madre María sentenció y profetizó, donde estés tú estaré yo y las dos juntas desde el cielo veremos el triunfo de Dios nuestro Creador.


CÚMPLASE LA VOLUNTAD DE DIOS EN TODO EL UNIVERSO DE CONFÍN A CONFÍN, ES NUESTRO DEBER PENSAR Y SENTIR DE ESA MANERA.

Jorge Eduardo Nuin

Secretario y Discípulo

Ir arriba.

OH!... HERMANA JULIA

Natalicio de la Hermana Julia.

21 de Noviembre aniversario de tu natalicio, allá en esa Italia de tanta historia. Como tu historia, como la historia de cualquier semejante; según los ojos con los que quieras ver a tu prójimo.


Familiarmente te nombramos como Hermana Julia...sin la más mínima alusión o deseo de compararte con la Madre María; Dios y ella lo saben... Pero fue y será tan grande el amor de tu hijo el Hermano Julio que nos contagió ese amor hacia ti simplemente describiendo de ti tu humildad, tu sencillez, la ignorancia en las letras terrenales pero tu obediencia y cumplimiento con la obra y magnificando tu gran fe en Dios por la Madre María...


Por eso porque nos adelantamos en el amor hacia ti...sabemos que en próximas vidas serás madre espiritual de tu rebaño.


Que así sea y será.


10/11/2017

Jorge Eduardo Nuin

Secretario y Discípulo

Ir arriba.